h1

18-F Referéndum. ¿Una Andalucía de primera?

17 febrero 2007

¡Menuda quincena nos están dando gracias al referéndum de l’estatut de Andalucía! La clase política se afana por visitar aquellos rincones de la región de los cuales casi olvidaron su ubicación. Se nota claramente cuando pronuncian el nombre de pueblos y villas… “…participaré en un acto público en La(ú)jar de (Ándas)…” (alguien del PSOE en la radio pública), “… menudo trajín, hoy en Málaga, mañana en Córdoba, y por último en un pequeño pueblo de Jaén, (Portones)…” (alguien del PP en la radio pública). ¡Y lo peor es que la gente los jalea sin importarle un ápice, ¡pero si no se saben ni el nombre de los pueblos de ¿su tierra?!

¡Es tal el despropósito que si no tuviera un puntito trágico, sería hasta gracioso, ¡vamos, de aprendiz de monólogo en la ‘Paramount Comedy’!

Estoy preocupado por el Estatuto, y estoy preocupado porque una vez más se han hecho un Estatuto para las provincias de la Baja Andalucía, de clara dominancia sevillana. Lo dice en su comienzo, y lo que le sigue es una preciosa declaración de intenciones (como cualquier documento de estas características). ¿Sacamos la constitución, artículo por artículo, a ver si se cumple? Dice el nuevo Estatuto en su Preámbulo:

“… Y es que Andalucía se asienta en un territorio que, vertebrado en torno y a lo largo del río Guadalquivir…”

¡Ya está dicho todo! De entrada, ¡y en el preámbulo! niega la existencia de parte de Málaga y todas las provincias de Granada y Almería. ¡Bueno, eso ha venido siendo así desde hace muchos decenios y lo seguirá siendo por mucho tiempo! Desde el preámbulo se fija ya una clara diferencia territorial, lo que no debiera ser así (o a lo mejor sí y entonces nos iría mejor…)

Y ya que el nuevo Estatuto se enmarca en una época en la que se aplican denodados esfuerzos por recuperar la dignidad de la ‘memoria histórica’, intentando enmendar la transcripción incorrecta del pasado, sus extravíos, omisiones, ocultaciones o tergiversaciones; y encontrándonos en un camino hacia el laicismo total del estado y la administración pública, quisiera solicitar que se recupere la memoria historia y se enmiende una mentira que desde hace siglos han instaurado con tal firmeza, que todo el pueblo andaluz se la ha acabado creyendo. ¡Y lo peor es que su origen se debe a un problema de ¿racismo religioso?!

Una Andalucía de primera debería tender a recuperar la verdad para que la sociedad civil acceda al conocimiento y sea más libre; ahora bien… ¿interesa que la masa social sea crítica y desarrolle criterio propio? Dejo la pregunta en el aire.

Para que no parezca que me invento yo las cosas, voy a transcribir una frase de un documento de la propia Junta de Andalucía, donde figura la información que refleja la gran mentira que ha venido sucediéndose de generación en generación. Su publicación es del pasado año 2006, es decir… no está caduca ni malinterpretada de, por ejemplo, el judeoladino:

“Esta zona llana entre sierras y provincias es aprovechada por el río Guadiana Menor para trazar su curso, generando así un paso natural entre la Hoya de Baza y los campos de Úbeda y Baeza. Este río se consideró como la verdadera cabecera del Guadalquivir, pero el hecho de que el lugar sobre el que se ubica fuera frontera del reino nazarí hizo que se adoptase como nacimiento el cauce proveniente de la Sierra de Cazorla, entonces cristiana. El río Guadiana Menor recibe aguas de la Sierra de Castril, la zona sur de la Sierra de Cazorla, de la de Baza y hasta de Sierra María por medio de afluentes tan importantes como el río Baza, Guardal o Castril.”

¡Pues ahí queda eso! ¡El Guadalquivir no nace en la Sierra de Cazorla (Jaén), si no entre Granada y Almería! Cuando uno escudriña los nombres de los mapas del Antiguo Reyno de Granada comprueba -sin posibilidad de error- como el ‘Oued-al-Kebir’ es el hoy conocido como ‘Guadiana Menor’. Le cambiaron el nombre porque nacía en tierra de moros, en el Reyno Nazarí de Granada!

Y entonces yo digo: Si el preámbulo del nuevo Estatuto de Andalucía (citado más arriba) ha de ser cierto, hay que exigir que se recupere la memoria histórica mancillada ¡y tergiversada! por intereses religiosos: que el río Guadalquivir recupere su verdadero nacimiento en mapas, publicaciones y cualesquiera otra documentación existente. Si no están dispuestos a reflejar la historia y los accidentes geográficos como realmente fueron, habría que exigir que cambien esas frases del preámbulo y que se redefina.

Mientras eso no sea así… ¿Seremos una Andalucía de primera?

Lo que es extraño es que no hayan utilizado este vídeo (importado de Sevilla y alrededores sobre la ‘cultura y el idioma andalú’) para la campaña pro-referéndum. Echadle un vistazo, ¡no vayamos a pensar que todo aquí es “pandereta y canutillos”!

¡Qué pena! Ya no se distingue entre originalidad y payasada, pero chico… ¡es lo que hay! Algo que l’Estatut elevará a niveles insospechados: ‘la cultura delandalú”. Juzgad, juzgad vosotros mismos.

‘Curso dandalu’

‘Curso Dandalú’ (cortometraje de youtube.com, 18:08 min

Anuncios

One comment

  1. ¡¡Hola!!!
    con ansias esperaba este blog, algunas veces escuchado de tu voz y cuyo mensaje ahora puedo reproducir fielmente, y siempre que quiera, gracias a la tecnología.

    ¡Ah! sé que es para que me maten, y más siendo de ese lado de Andalucía no vertebrado a lo largo del Guadalquivir, ¡¡PERO NO HE VOTADO!! Participar en un circo de estas caracteristicas me cortocircuita mentalmente.

    L.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: