Posts Tagged ‘Compromiso’

h1

¡Desnudo el ser humano!

3 marzo 2008
hospital

Oculto tras su silencio, un hombre enjuto, de tez morena -casi negra- sufría en silencio su crónica enfermedad. Casi no hablaba y sólo articulaba palabras básicas en español, la lengua del país que lo había acogido, sin complejos ni excepciones. Procedente de un pequeño pueblo cercano a Oujda, la mala suerte o la razón que fuere, le hizo enfermar hace años y requerir amplios períodos de hospitalización y cuidados continuos por parte de los suyos. Al parecer por haber regado las hortalizas con agua en mal estado, o por haber recibido un lametón de su perro favorito -enfermo- o por haber homenajeado a un invitado con un cabrito de su rebaño. Su hígado en mal estado lo seguiría estando en el futuro.

Pero la naturaleza de la enfermedad de este marroquí silencioso no es lo relevante de esta historia que traigo aquí. Lo más llamativo es que un desconocido hombre moreno del sur, un -probablemente- humilde trabajador que llegó a España hace tres años, sea tratado en igualdad de condiciones que otro enfermo de origen cercano y vecino del barrio de toda la vida.

¡Podemos estar orgullosos de nuestro sistema de salud! ¿Tardan en atender un poco más de lo debido? Es probable, pero una minucia al comprobar la calidad humana que rodea a los profesionales de la medicina en nuestro país. Si se pasa un tiempo en el hospital se hace patente la maravillosa actitud, profesionalidad y cercanía de cada chica que -a golpe de sonrisa y comentario cordial- atienden con cariño al paciente.

¿Qué a veces el médico repite varias pruebas y parece que no acierta? Es posible, pero teniendo en cuenta la malsana manía hispana de pretender saber más que el profesional de turno, no es nada preocupante; más si cabe cuando con las prisas habituales y la mediocridad generalizada, asegurar el estado de salud y efectuar un correcto diagnóstico, bien con una bien con cien pruebas, es una alegría dados los tiempos que corren.

¿Qué es un hospital, al menos el de Granada? No es difícil contestar esta pregunta: son buenas caras, facilidades, tolerancia, sonrisas, explicaciones, profesionalidad, dedicación, cuidados, tecnología, servicios, higiene y preocupación por el estado de cada uno de los enfermos que allí se albergan. Pero no es sólo eso, también se palpa ‘la mala educación’ y no me refiero con ello a la cinta de Almodóvar; sino que apunto a muchos de los visitantes y familiares que pululan por las diferentes plantas, individuos que no cumplen con los mínimos de respeto y civilización que exige un país europeo moderno. Ahora entiendo el que se rifen a los profesionales españoles de la medicina en medio mundo y al mismo tiempo que no se quiera entrar en la ‘rifa’ que puede suponer hacer negocios con los hispanos peninsulares.

Pero sin duda alguna, lo mejor de nuestro sistema hospitalario es que -sin complejos, estridencias, desavenencias o derechos mancillados- desnuda al ser humano, iguala sin excepción al humilde con el prepotente, al débil con el poderoso, al rico con el pobre… Algo ¡tan difícil de reproducir hoy día! en el exterior de este complejo, que -mientras miro a mi padre dormir plácidamente-, casi me dan ganas de mudarme por un tiempo a esta quinta planta, donde me ofrecen meriendas hipocalóricas y disfruto, gracias a la conexión Wi-Fi gratuita ¡qué conste!, de tranquilidad para traer puntualmente esta crónica a vuestras pantallas.

Shelma 🙂
[happier than yesterday]

h1

¡AVISO! Huelga General

17 noviembre 2007

Greve Geral

Tras mucho pensar y mascullar la idea, tras haber vuelto del último viaje de Portugal y haber sufrido el vandalismo sonoro mientras dormía en casa de mis padres, tras haberlo meditado largamente, he decidido… que me declaro, probablemente como único participante, en Huelga General. ¡Huelga General de ser español!

Esta protesta, tan inutil como absurda, pero no por ello menos sentida, conlleva una serie de obligaciones -que a juzgar por la vida diaria que nos rodea- no son de fácil cumplimiento. Vaya en mi favor el que, como llevo practicándolas desde hace más de 20 años, me resultarán fáciles de seguir.

Mi particular Huelga General me obliga a no ser envidioso y a compartir con los demás intentando facilitar las relaciones entre unos y otros, unas y otras, otras y unos y otros con unas. Mi visión de esta protesta unipersonal me impele a no ser maleducado y evitar la estridencia que incide cada minuto de la vida que me atosiga al derredor; la huelga me exige ser tolerante y no avasallar al de enfrente, escuchar y participar de las mejores cosas que una conversación ofrece. La huelga me pide que cultive mis sensibilidades y respete la naturaleza de la que formo parte, me prohibe tajantemente gritar y me aconseja valorar el silencio, pensar en los demás y a preocuparme por los que quiero, dedicándole tiempo infinito a mis hijos ¡porque niños son y así lo merecen!

Mi huelga no permite resquicio alguno para una acción represiva policial, de hecho es más que probable que la propia Policía se uniese en masa a la misma. Pero sí que, como toda huelga que se precie, ha de tener un estribillo reconocible, en mi caso una canción. Mi canción no es imaginativa y de rima fácil, pero sí apunta directamente a tu corazón, intentando azuzar tu alma -que es lo que al fin y al cabo pretende mi solitaria huelga-.

Mi eslogan huelguero es un Fado, esa música minoritaria que es tan grande en sí misma; el fado, el más grande canto jamás creado, combinación perfecta entre la poesía y la nostalgia más pura. El contrapunto necesario, la poesía que falta en nuestras vidas y la nostalgia por la autenticidad que hemos perdido en el camino, por esa identidad que dejamos escapar desde la barrera de los millones de personas que miran con sorpresa y desdén al huelguista solitario…

Ana Moura canta ‘Vaga, no azul amplo solta’ (5’7 mB .mp3)

Shelma (En greve geral!)

Vaga, no azul amplo solta (Fernado Pessoa / Patxi Andión)
Vaga, no azul amplo solta,
vai uma nuvem errando.
O meu passado não volta.
Não é o que estou chorando.

Lo que lloro es diferente
está en el centro del alma,
mientras en cielo silente
la nube se mece en calma.

E isto lembra uma tristeza
e a lembrança é que entristece,
Dou à saudade a riqueza
de emoção que a hora tece.

Pero al fin, lo que es llanto
en esta triste amargura,
vive en el cielo más alto
en la nostalgia más pura.

No sé lo que es ni consiento
al alma saberlo bien.

Não sei o que é nem consinto
à alma que o saiba bem.
Visto el dolor con que miento
dolor que en mi alma es ser.

Visto da dor con que minto
dor que a minha alma tem

h1

18-F Referéndum. ¿Una Andalucía de primera?

17 febrero 2007

¡Menuda quincena nos están dando gracias al referéndum de l’estatut de Andalucía! La clase política se afana por visitar aquellos rincones de la región de los cuales casi olvidaron su ubicación. Se nota claramente cuando pronuncian el nombre de pueblos y villas… “…participaré en un acto público en La(ú)jar de (Ándas)…” (alguien del PSOE en la radio pública), “… menudo trajín, hoy en Málaga, mañana en Córdoba, y por último en un pequeño pueblo de Jaén, (Portones)…” (alguien del PP en la radio pública). ¡Y lo peor es que la gente los jalea sin importarle un ápice, ¡pero si no se saben ni el nombre de los pueblos de ¿su tierra?!

¡Es tal el despropósito que si no tuviera un puntito trágico, sería hasta gracioso, ¡vamos, de aprendiz de monólogo en la ‘Paramount Comedy’!

Estoy preocupado por el Estatuto, y estoy preocupado porque una vez más se han hecho un Estatuto para las provincias de la Baja Andalucía, de clara dominancia sevillana. Lo dice en su comienzo, y lo que le sigue es una preciosa declaración de intenciones (como cualquier documento de estas características). ¿Sacamos la constitución, artículo por artículo, a ver si se cumple? Dice el nuevo Estatuto en su Preámbulo:

“… Y es que Andalucía se asienta en un territorio que, vertebrado en torno y a lo largo del río Guadalquivir…”

¡Ya está dicho todo! De entrada, ¡y en el preámbulo! niega la existencia de parte de Málaga y todas las provincias de Granada y Almería. ¡Bueno, eso ha venido siendo así desde hace muchos decenios y lo seguirá siendo por mucho tiempo! Desde el preámbulo se fija ya una clara diferencia territorial, lo que no debiera ser así (o a lo mejor sí y entonces nos iría mejor…)

Y ya que el nuevo Estatuto se enmarca en una época en la que se aplican denodados esfuerzos por recuperar la dignidad de la ‘memoria histórica’, intentando enmendar la transcripción incorrecta del pasado, sus extravíos, omisiones, ocultaciones o tergiversaciones; y encontrándonos en un camino hacia el laicismo total del estado y la administración pública, quisiera solicitar que se recupere la memoria historia y se enmiende una mentira que desde hace siglos han instaurado con tal firmeza, que todo el pueblo andaluz se la ha acabado creyendo. ¡Y lo peor es que su origen se debe a un problema de ¿racismo religioso?!

Una Andalucía de primera debería tender a recuperar la verdad para que la sociedad civil acceda al conocimiento y sea más libre; ahora bien… ¿interesa que la masa social sea crítica y desarrolle criterio propio? Dejo la pregunta en el aire.

Para que no parezca que me invento yo las cosas, voy a transcribir una frase de un documento de la propia Junta de Andalucía, donde figura la información que refleja la gran mentira que ha venido sucediéndose de generación en generación. Su publicación es del pasado año 2006, es decir… no está caduca ni malinterpretada de, por ejemplo, el judeoladino:

“Esta zona llana entre sierras y provincias es aprovechada por el río Guadiana Menor para trazar su curso, generando así un paso natural entre la Hoya de Baza y los campos de Úbeda y Baeza. Este río se consideró como la verdadera cabecera del Guadalquivir, pero el hecho de que el lugar sobre el que se ubica fuera frontera del reino nazarí hizo que se adoptase como nacimiento el cauce proveniente de la Sierra de Cazorla, entonces cristiana. El río Guadiana Menor recibe aguas de la Sierra de Castril, la zona sur de la Sierra de Cazorla, de la de Baza y hasta de Sierra María por medio de afluentes tan importantes como el río Baza, Guardal o Castril.”

¡Pues ahí queda eso! ¡El Guadalquivir no nace en la Sierra de Cazorla (Jaén), si no entre Granada y Almería! Cuando uno escudriña los nombres de los mapas del Antiguo Reyno de Granada comprueba -sin posibilidad de error- como el ‘Oued-al-Kebir’ es el hoy conocido como ‘Guadiana Menor’. Le cambiaron el nombre porque nacía en tierra de moros, en el Reyno Nazarí de Granada!

Y entonces yo digo: Si el preámbulo del nuevo Estatuto de Andalucía (citado más arriba) ha de ser cierto, hay que exigir que se recupere la memoria histórica mancillada ¡y tergiversada! por intereses religiosos: que el río Guadalquivir recupere su verdadero nacimiento en mapas, publicaciones y cualesquiera otra documentación existente. Si no están dispuestos a reflejar la historia y los accidentes geográficos como realmente fueron, habría que exigir que cambien esas frases del preámbulo y que se redefina.

Mientras eso no sea así… ¿Seremos una Andalucía de primera?

Lo que es extraño es que no hayan utilizado este vídeo (importado de Sevilla y alrededores sobre la ‘cultura y el idioma andalú’) para la campaña pro-referéndum. Echadle un vistazo, ¡no vayamos a pensar que todo aquí es “pandereta y canutillos”!

¡Qué pena! Ya no se distingue entre originalidad y payasada, pero chico… ¡es lo que hay! Algo que l’Estatut elevará a niveles insospechados: ‘la cultura delandalú”. Juzgad, juzgad vosotros mismos.

‘Curso dandalu’

‘Curso Dandalú’ (cortometraje de youtube.com, 18:08 min