Posts Tagged ‘Reflexión’

h1

Je suis la fille que tu as oublié!!! (Partie 1)

11 julio 2007

Amour01Salíamos con desgana, pero nuestros encuentros -aunque fugaces- fueron intensos. Hubo comunicación -disonante a veces- pero comunicación al fin y al cabo. Lástima que por mi parte no hubiese compromiso, pero siempre me pasa que es mi lado femenino el que acaba saliendo con ella, y ¡claro, es comprensible! las mujeres, al menos éstas, no son lesbianas.

“Moi, je suis la fille que tu as oublié, moi j’etais timide et tu m’as fait pleurer; un peu blessé, des rêves cassés, le coeur brisé.”

Tres cosas me gustaban principalmente de ella. ¡En realidad cuatro!

Me gustaba (me gusta) mucho su olor. Es suave, familiar, acogedor. El olor de un cuerpo es importante a la vez que sugerente, al menos para mí. Y no me refiero al olor de un perfume, si no al olor natural de la piel, ese olor que te permite compartir un espacio cercano. Desde luego, si fuera una chica, saldría con chicas, aunque sólo fuera por su suavidad… ¡se echa de menos!

Me gusta también el color de las uñas de sus pies. Es curioso pues nunca me han gustado las uñas de los pies pintadas, y las primeras -y únicas por ahora- fueron las suyas. Es un color verde mate precioso que me atraía sin razón aparente. Ya no hablamos, pero sigo viendo ese bonito color cuando nos cruzamos o coincidimos en la piscina, y entonces recuerdo nuestras risas ya apagadas.

“Moi je suis la fille que t’as fait rigoler, c’etait erotique pourquoi tu m’as quité; un peu blessé, des rêves cassés, le coeur brisé.”Amour02

También me gustaba su descaro cuando bebía vino. El vino la transformaba en otro animal diferente, un animal adorable que sonreía con fluidez, que era capaz de engatusar y que la hacía juguetona. Abusaba un tanto del aguacate cuando había vino por delante; pero volviendo a lo importante: abrazaba y lo hacía con ganas. ¿Me echarás de menos? ¿Yo a ti?

“Moi je suis la fille qui t’as une fois aimé, moi je suis la fille que toi tu veux manquer; un peu blessé, des rêves cassés
le coeur brisé.”

Y luego su coche -gris y negro- precioso, electrónico sin ella serlo. Me dejó conducirlo en alguna ocasión, que a juzgar pasado el tiempo, fueron pocas. Aunque fueran pocas… ¿Te importaría volver a hablar?

“C’est degoutant et pertinant ce que tu m’as fait, qu’est-ce que tu penses finallement car ce n’est pas vrai, arrete!”

Confidence pour confidence!

A toi!

Anuncios
h1

¡¡¡Te quiero tanto!!!

6 mayo 2007

¡Mi hada encontrada!La costa se adivinaba a lo lejos entre la bruma matinal de la mañana. Un cielo plomizo, inusual en los días estivales que corren, de aspecto cansino, impregnaba la última etapa de un largo viaje que había ocupado diez años de sus vidas. A pesar de ello, ella enfiló la sombra de ese otro hombre, el que antaño dejó atrás cuando decidió aventurarse por otros derroteros sentimentales, pero que había reingresado en su vida, esta vez de forma oficial y correcta.

A muchos kilómetros de allá la brisa soplaba tierra adentro trayéndole noticias suyas. Revivieron su lugar imaginado, ese lugar común al que ambos se referían entre letras, mensajes y deseos ahogados. Sobrevoló los frondosos árboles de su jardín y la imaginó junto a él, por enésima vez, ¿Por qué no volaste a su lado?

Se tumbó en su cama, pensativo, adivinando el sol que saldría mientras el suave viento nocturno lo transportó al merecido descanso, al inevitable final de una etapa largamente anunciada.

Amaneció bonito. Tras levantarse se dirigió a una charca cercana donde desayunó con ganas. Estaba solo y recordó cuando la conoció. Nunca antes observó un ser tan sincero, una mujer tan bella y con esa mirada, que en principio le turbó cuando -tiempo después- la pudo ver.

Iniciaron la construcción de la confianza, continuaron con la amistad y mantuvieron tímidos acercamientos en forma de amor soñado. Se enviaron pequeños detalles y regalos. Propusieron verse más tarde junto al arroyo verde de Sierra Nevada -su cordillera común-, un precioso lugar donde los rayos del sol eran especialmente cálidos y el roce de las flores peinaba el alma con agradables sensaciones que ya casi habían olvidado.

Y en la paz de su rincón virtual se refugiaron, entre la intimidad de las espadañas y los carrizos que brotaban, tiernos, junto al regato de aguas transparentes que cruzaba la cañada. Allí se vieron en repetidas ocasiones y comenzaron a anidar su amor, con llamadas interrumpidas en las diversas madrugadas que compartían.

Un día frío ella le dijo -tímidamente- que quería tenerlo más cerca, que transportaba su imagen y su memoria en su corazón. Le invitó a que fuera cuando quisiera y él comenzó a pensárselo. Entre los dos eligirían los ingredientes que parecieran más duraderos y que dieran la necesaria consistencia a su amor. Incluso se atreverían, aunque no tuvieran ninguna en común, a decorar dicho enclave con algunas de sus fotos y cuadros que guardaban en ambas orillas: la americana y la europea.

Y así comenzaron a cruzar sus vidas, vigilando los espacios virtuales para ir juntos a comer, se perdían en los rincones más intrincados del sentimiento, volaban juntos al atardecer y se bañaban en la noche bajo la luna llena. Sentían al unísono y empezaron a hablar del futuro, de lo bonito que sería construir un nido amplio donde pudiesen conformar el tiempo a su medida, donde crear mundos que nunca antes lograron descubrir por separado. Así transcurrió el tiempo, un feliz tiempo que nunca antes pudieron disfrutar…

Pero los días iban pasando y sus seguridades se fueron menoscabando; sólo en raras ocasiones al principio, seguidos por períodos de estabilidad plena. Silencios aislados que parecían destinados a ser actitudes constantes. Las rutinas y el necesario afecto diario iban llenando sus espacios comunes, aunque siempre intentaban -con menos éxito ya- hacerse un hueco bajo el ala y darse calor, cariño, todavía más amor. Ella cerraba los ojos y se abandonaba a la cálida sensación de su ausencia, a su tranquila palabra y a la protección de su escritura.

TQTantoTras uno de esos períodos de silencio emotivo -o sentimiento negativo-, y pasadas las inoportunas tormentas del inicio del verano, volvió a preguntar por ella al aire, quedándose atónito con la rspuesta: un bellísimo arcoiris. Permaneció quieto, a la sombra de una encina de gran porte, hasta que éste se desvaneció para dejar paso a un cielo azul y en calma. Se dio cuenta en ese momento que había encontrado la respuesta a uno de los tantos misterios inexplicables que tiene la vida: por qué es tan encantador y a la vez tan difícil el amor.

Y pensando en ella comprendió que sólo las tormentas permiten que exista la belleza efímera de un arcoiris, y que ésta es necesaria pero también lo son los momentos posteriores, quizás menos emotivos pero mucho más reales y sólidos. Y sobre todo comprendió que todo en la vida es cíclico, que todas las etapas se repiten e interrelacionan dándose sentido y principiándose las unas a las otras, formando círculos perfectos, uno de ellos el que alberga el amor.

Una llamada confesando un cambio drástico le hizo volver a la Red. Quería dirigirse a ella y decirle que -en el momento apropiado- todo podría empezar a ser. Con los ojos bien abiertos y henchido por el aire puro, exploró en su mente todos los proyectos que habían comenzado y que, ahora, comprendiendo algunas respuestas más –no todas, eso es imposible- podrían proseguir y puede que concluir, aunque lo más importante es proseguir, siempre hacia delante. No importaba la nueva situación siempre que compartiesen una esperanza.

No rompió a llorar de nuevo, pero se emocionó al comprobar que sus labios sostenían una flor para ella. Una de las muchas flores que siempre le ofrecía antes de sostenerla virtualmente entre sus brazos fuertes, esos brazos que la rodeaban y abrigaban cuando se amaban en la distancia.

¡Somos humanos, humanos… y un poco tontos!

😦 Shelma 4 her!

h1

18-F Referéndum. ¿Una Andalucía de primera?

17 febrero 2007

¡Menuda quincena nos están dando gracias al referéndum de l’estatut de Andalucía! La clase política se afana por visitar aquellos rincones de la región de los cuales casi olvidaron su ubicación. Se nota claramente cuando pronuncian el nombre de pueblos y villas… “…participaré en un acto público en La(ú)jar de (Ándas)…” (alguien del PSOE en la radio pública), “… menudo trajín, hoy en Málaga, mañana en Córdoba, y por último en un pequeño pueblo de Jaén, (Portones)…” (alguien del PP en la radio pública). ¡Y lo peor es que la gente los jalea sin importarle un ápice, ¡pero si no se saben ni el nombre de los pueblos de ¿su tierra?!

¡Es tal el despropósito que si no tuviera un puntito trágico, sería hasta gracioso, ¡vamos, de aprendiz de monólogo en la ‘Paramount Comedy’!

Estoy preocupado por el Estatuto, y estoy preocupado porque una vez más se han hecho un Estatuto para las provincias de la Baja Andalucía, de clara dominancia sevillana. Lo dice en su comienzo, y lo que le sigue es una preciosa declaración de intenciones (como cualquier documento de estas características). ¿Sacamos la constitución, artículo por artículo, a ver si se cumple? Dice el nuevo Estatuto en su Preámbulo:

“… Y es que Andalucía se asienta en un territorio que, vertebrado en torno y a lo largo del río Guadalquivir…”

¡Ya está dicho todo! De entrada, ¡y en el preámbulo! niega la existencia de parte de Málaga y todas las provincias de Granada y Almería. ¡Bueno, eso ha venido siendo así desde hace muchos decenios y lo seguirá siendo por mucho tiempo! Desde el preámbulo se fija ya una clara diferencia territorial, lo que no debiera ser así (o a lo mejor sí y entonces nos iría mejor…)

Y ya que el nuevo Estatuto se enmarca en una época en la que se aplican denodados esfuerzos por recuperar la dignidad de la ‘memoria histórica’, intentando enmendar la transcripción incorrecta del pasado, sus extravíos, omisiones, ocultaciones o tergiversaciones; y encontrándonos en un camino hacia el laicismo total del estado y la administración pública, quisiera solicitar que se recupere la memoria historia y se enmiende una mentira que desde hace siglos han instaurado con tal firmeza, que todo el pueblo andaluz se la ha acabado creyendo. ¡Y lo peor es que su origen se debe a un problema de ¿racismo religioso?!

Una Andalucía de primera debería tender a recuperar la verdad para que la sociedad civil acceda al conocimiento y sea más libre; ahora bien… ¿interesa que la masa social sea crítica y desarrolle criterio propio? Dejo la pregunta en el aire.

Para que no parezca que me invento yo las cosas, voy a transcribir una frase de un documento de la propia Junta de Andalucía, donde figura la información que refleja la gran mentira que ha venido sucediéndose de generación en generación. Su publicación es del pasado año 2006, es decir… no está caduca ni malinterpretada de, por ejemplo, el judeoladino:

“Esta zona llana entre sierras y provincias es aprovechada por el río Guadiana Menor para trazar su curso, generando así un paso natural entre la Hoya de Baza y los campos de Úbeda y Baeza. Este río se consideró como la verdadera cabecera del Guadalquivir, pero el hecho de que el lugar sobre el que se ubica fuera frontera del reino nazarí hizo que se adoptase como nacimiento el cauce proveniente de la Sierra de Cazorla, entonces cristiana. El río Guadiana Menor recibe aguas de la Sierra de Castril, la zona sur de la Sierra de Cazorla, de la de Baza y hasta de Sierra María por medio de afluentes tan importantes como el río Baza, Guardal o Castril.”

¡Pues ahí queda eso! ¡El Guadalquivir no nace en la Sierra de Cazorla (Jaén), si no entre Granada y Almería! Cuando uno escudriña los nombres de los mapas del Antiguo Reyno de Granada comprueba -sin posibilidad de error- como el ‘Oued-al-Kebir’ es el hoy conocido como ‘Guadiana Menor’. Le cambiaron el nombre porque nacía en tierra de moros, en el Reyno Nazarí de Granada!

Y entonces yo digo: Si el preámbulo del nuevo Estatuto de Andalucía (citado más arriba) ha de ser cierto, hay que exigir que se recupere la memoria histórica mancillada ¡y tergiversada! por intereses religiosos: que el río Guadalquivir recupere su verdadero nacimiento en mapas, publicaciones y cualesquiera otra documentación existente. Si no están dispuestos a reflejar la historia y los accidentes geográficos como realmente fueron, habría que exigir que cambien esas frases del preámbulo y que se redefina.

Mientras eso no sea así… ¿Seremos una Andalucía de primera?

Lo que es extraño es que no hayan utilizado este vídeo (importado de Sevilla y alrededores sobre la ‘cultura y el idioma andalú’) para la campaña pro-referéndum. Echadle un vistazo, ¡no vayamos a pensar que todo aquí es “pandereta y canutillos”!

¡Qué pena! Ya no se distingue entre originalidad y payasada, pero chico… ¡es lo que hay! Algo que l’Estatut elevará a niveles insospechados: ‘la cultura delandalú”. Juzgad, juzgad vosotros mismos.

‘Curso dandalu’

‘Curso Dandalú’ (cortometraje de youtube.com, 18:08 min